23 Por lo tanto, ese día Israel vio a Dios derrotar a Jabín, el rey cananeo.