25 El Señor
es bueno con los que dependen de él,
con aquellos que lo buscan.