25 Después deberá quemar sobre el altar toda la grasa de la ofrenda por el pecado.