7 El pueblo ya no debe serle infiel al Señor
al ofrecer sacrificios a ídolos que tienen forma de cabra.
Esta es una ley perpetua para el pueblo, tendrá que obedecerla de generación en generación.