30 »La décima parte de los productos de la tierra, ya sea grano de los campos o fruto de los árboles, le pertenece al Señor
y debe ser apartada, es santa para el Señor
.