29 Cualquier varón de la familia del sacerdote podrá comer de esta ofrenda; es sumamente santa.