8 En el caso de la ofrenda quemada, el sacerdote podrá quedarse con la piel del animal sacrificado.