53 Al hambriento llenó de cosas buenas
y a los ricos despidió con las manos vacías.