21 »Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios es un necio».