28 Entonces Jesús se dio la vuelta y les dijo: