17 Esta acción brutal cumplió lo que Dios había anunciado por medio del profeta Jeremías: