14 Los ciegos y los cojos se acercaron a Jesús en el templo y él los sanó.