31 Ellos contestaron:
—El primero.
Luego Jesús explicó el significado: