7 Cuando Juan vio que muchos fariseos y saduceos venían a mirarlo bautizar,
los enfrentó. «¡Camada de víboras! —exclamó—. ¿Quién les advirtió que huyeran de la ira divina que se acerca?