14 »Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse.