9 Seré paciente cuando el Señor
me castigue,
porque he pecado contra él.
Pero después, él tomará mi caso
y me hará justicia por todo lo que he sufrido a manos de mis enemigos.
El Señor
me llevará a la luz
y veré su justicia.