70 Algunos de los jefes de familia dieron ofrendas para la obra. El gobernador entregó a la tesorería mil monedas de oro,
cincuenta tazones de oro y quinientas treinta túnicas para los sacerdotes.