16 “Como el Señor
no pudo llevarlos a la tierra que juró darles, los mató en el desierto”.