42 No suban ahora a la tierra. Lo único que sucederá es que sus enemigos los aplastarán porque el Señor
no está con ustedes.