3 Entonces Balaam le dijo a Balac: «Quédate aquí con tus ofrendas quemadas y yo iré a ver si el Señor
me responde. Entonces te diré lo que él me revele». Así que Balaam fue solo a la cima de una colina sin vegetación