13 y dos kilos por cada cordero. Esta ofrenda quemada será especial, un aroma agradable al Señor
.