21 La Sabiduría clama a los que están reunidos frente a la entrada de la ciudad
y a las multitudes por la calle principal: