13 Los perversos quedan atrapados por sus propias palabras,
pero los justos escapan de semejante enredo.