29 Los que tienen entendimiento no pierden los estribos;
los que se enojan fácilmente demuestran gran necedad.