24 Para los sabios, el camino de la vida avanza hacia arriba;
ellos dejan la tumba
atrás.