33 Podremos tirar los dados,
pero el Señor
decide cómo caen.