7 La boca de los necios es su ruina;
quedan atrapados por sus labios.