6 ¡Pues el Señor
concede sabiduría!
De su boca provienen el saber y el entendimiento.