10 El Señor
detesta las pesas falsas y las medidas engañosas;
al igual que cualquier tipo de engaño.