18 Los perversos son castigados en lugar de los justos,
y los traidores, en lugar de las personas honradas.