17 La conciencia atormentada del asesino lo llevará a la tumba.
¡No lo protejas!