18 Los intachables serán librados del peligro,
pero los corruptos serán destruidos de repente.