7 Los justos se preocupan por los derechos del pobre;
al perverso no le importa en absoluto.