4 Pero al final ella resulta ser tan amarga como el veneno,
tan peligrosa como una espada de dos filos.