25 No codicies su belleza;
no dejes que sus miradas coquetas te seduzcan.