27 Su casa es el camino a la tumba.
Su alcoba es la guarida de la muerte.