12 No hay diferencia entre los judíos y los gentiles
en ese sentido. Ambos tienen al mismo Señor, quien da con generosidad a todos los que lo invocan.