14 Pues tu pueblo ama cada piedra de sus murallas
y atesora hasta el polvo de sus calles.