2 Que todo lo que soy alabe al Señor
;
que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí.