34 Israel no destruyó a las naciones que había en la tierra,
como el Señor
le había ordenado.