20 Estas puertas conducen a la presencia del Señor
y los justos entran allí.