168 Así es, obedezco tus leyes y tus mandamientos
porque tú sabes todo lo que hago.