98 Tus mandatos me hacen más sabio que mis enemigos,
pues me guían constantemente.