24 Nos salvó de nuestros enemigos.
Su fiel amor perdura para siempre.