24 Señálame cualquier cosa en mí que te ofenda
y guíame por el camino de la vida eterna.