5 El terror se apoderará de ellos,
pues Dios está con los que lo obedecen.