4 Oh Señor
, líbrame de la mano de los perversos;
protégeme de los violentos
porque traman un complot en mi contra.