3 Él sana a los de corazón quebrantado
y les venda las heridas.