37 Perseguí a mis enemigos y los alcancé;
no me detuve hasta verlos vencidos.