18 Siente mi dolor, considera mis dificultades
y perdona todos mis pecados.